Buenas prácticas de responsabilidad empresarial para mitigar el impacto ambiental

Buenas prácticas de responsabilidad empresarial para mitigar el impacto ambiental

La responsabilidad empresarial ambiental es el compromiso que adquieren las compañías para preservar y cuidar el ambiente. Implica acciones para compatibilizar las actividades comerciales y corporativas con el cuidado del ambiente en el que operan (Oxfam, 2016). Aquí te presentamos algunos ejemplos y casos exitosos.

Prácticas de responsabilidad empresarial para mitigar el impacto ambiental

En el marco de la responsabilidad social corporativa, es conveniente establecer un departamento especializado en cuidado ambiental, con personal adecuado. Asimismo, pueden realizarse estudios de impacto ambiental y programas para crear conciencia ecológica en empleados, directivos y clientes.

Es útil hacer una evaluación previa de las potenciales repercusiones ambientales de los proyectos. Así, se pueden modificar procesos, sustituir materias primas, hacer ampliaciones, etcétera. Se trata de prevenir y minimizar el impacto ambiental en origen. Para ello, se usan tecnologías limpias, optimizando recursos y ahorrando energía.

Posteriormente, se debe dar seguimiento a los factores de impacto y sus efectos. Asimismo, deben realizarse investigaciones para buscar soluciones.

Por último, hay que implementar medidas correctoras, como reforestación y manejo adecuado de residuos. Para ello, se puede contar con Manos Verdes, que hace una adecuada disposición del aceite de cocina usado para su reciclaje (Pérez, Espinoza y Peralta, 2016).

Ejemplos de éxito en empresas de Colombia

Veamos algunos casos de éxito en responsabilidad empresarial en nuestro país.

Wework

Wework es una compañía zero plastic que eliminó los plásticos de un solo uso de sus operaciones. Prioriza materiales reutilizables, como metal y vidrio. Si utiliza materiales de un solo uso, estos son biodegradables, como vasos, platos, cubiertos o pitillos.

La organización proyecta erradicar un total de 17.740.800 artículos plásticos desechables al año. En sus edificios en Colombia, se dejarán de usar más de 4.740.000 artículos de plástico de un solo uso (Radio Santa Fe, 2019).

BASF

Esta organización cofundó la Alianza para el Término de los Residuos Plásticos. En ella, logró unir a casi 30 compañías para reducir los plásticos en el mar. Actualmente, ha destinado más de mil millones de dólares a promocionar economía circular, comprometer a gobiernos y comunidades, limpiar ríos, etcétera (Basf, s.f.).

Grupo Éxito

Grupo Éxito desarrolla el proyecto más grande del país de entrega de cartón para reciclar. Con él recuperó 22.600 toneladas durante 2018. También redujo en un 40 % la emisión de tirillas de compra y en un 61 % el uso de bolsas plásticas.

Además, forma parte de BanCO2, una estrategia que une a empresas, gobiernos y comunidades rurales para la conservación de ecosistemas colombianos. Con ella, protegió 860 hectáreas y compensó la emisión de 7.400 toneladas de CO2.

Asimismo, firmó el “Acuerdo de voluntades para la deforestación cero en la cadena de aceite de palma en Colombia”. También comercializó la primera carne obtenida bajo procesos sostenibles en Colombia (América Retail, 2019).

Lejos del fraude del greenwashing que hacen algunas empresas, muchas se comprometen para construir una verdadera cultura ambiental. Por ello, reducen su huella de carbono, dan a conocer qué son los ODS y cuidan los ecosistemas de los que extraen materias primas, entre otras prácticas responsables.

Responsabilidad empresarial

Para la sostenibilidad ambiental, estas acciones concretas de responsabilidad empresarial ambiental son fundamentales. La experiencia de muchas compañías demuestra que no solo es posible, sino que resulta beneficioso tanto para el ambiente como para ellas mismas.

BIBLIOGRAFÍA.



Newsletter
close slider
Abrir chat